Habitantes de los municipios de Aldama y Chenalhó firman pacto de no agresión en Chiapas

Alejandro Encinas, subsecretario de Gobernación, atestiguó la firma del pacto entre los habitantes de los municipios chiapanecos

Encinas refrendó el compromiso del gobierno federal para construir las condiciones para un cambio de vida a favor de los habitantes de Aldama y Chenalhó. Foto: @A_Encinas_R
Encinas refrendó el compromiso del gobierno federal para construir las condiciones para un cambio de vida a favor de los habitantes de Aldama y Chenalhó. Foto: @A_Encinas_R

El subsecretario de Gobernación, Alejandro Encinas, atestiguó este martes la firma del pacto de no agresión entre los habitantes de los municipios de Aldama y Chenalhó, Chiapas, lo que representa el inicio de una nueva etapa por la paz y la reconciliación en esas comunidades y un ejemplo para el país.

Mediante el convenio, los habitantes de ambos municipios se comprometieron a frenar la violencia y el derramamiento de sangre, también a dirimir sus diferencias por medio del diálogo.

Definitivamente no deseamos más violencia, no más derramamiento de sangre, ni enfrentamientos con armas. Queremos trabajar unidos para el desarrollo de ambas comunidades, olvidando las enemistades y dirigiendo nuestra vista hacia el futuro, en donde nuestros hijos sean los herederos de dos pueblos separados, establece el texto.

Luego de atestiguar la firma del documento, Encinas Rodríguez dijo que este hecho puede ser el inicio de la reconciliación entre las y los mexicanos.

El pacto de no agresión que hoy se suscribe marca el inicio de una nueva etapa por la paz y la reconciliación entre las mexicanas y los mexicanos, no solamente entre los municipios de Aldama y Chenalhó, sino que puede ser un ejemplo para que todo el país (…) establezca un diálogo, respetando las diferentes formas de pensar, expresó.

Para que se respeten nuestras tradiciones y costumbres tenemos que aprender a vivir en tolerancia, reconociendo que todos somos iguales ante la ley, pero que también somos distintos y que tenemos derecho a ejercer esas diferencias plenamente.

El funcionario refrendó el compromiso del gobierno federal para que no solo se cumpla este pacto de no agresión, sino para que se construyan las condiciones para un cambio de vida en bien de las comunidades de esa región chiapaneca.

En el municipio de Tuxtla Gutiérrez, resaltó que como parte de los instrumentos de paz y reconciliación, todos los programas sociales del gobierno federal se llevarán adelante en esos municipios.

El subsecretario de Población, Migración y Asuntos Religiosos de la Secretaría de Gobernación (Segob) dijo que por más recursos y apoyos que se otorguen a las comunidades, la paz sólo se encontrará con la convicción y el sostén de las propias comunidades.

Yo sí creo en la palabra y en la fuerza de la palabra de las comunidades indígenas de Chiapas, aseveró, y se dijo cierto de que el pacto se cumplirá en los hechos; está en sus manos y espero que sea un ejemplo para que lo repliquemos en todo el país.

Finalmente, destacó que el pacto es muestra de que cuando hay inteligencia, sabiduría y voluntad se puede alcanzar el entendimiento.

En su oportunidad, el gobernador Rutilio Escandón Cadenas, dijo que tuvieron que pasar muchos años para que hoy estemos todos unidos por una sola causa: la de la paz y la reconciliación.

Saludó la voluntad de los presidentes municipales de Aldama, Verónica Ruiz Pérez, y de Chenalhó, Abraham Cruz Gómez, por llegar a este acuerdo, pues consideró injusto que siendo dos pueblos hermanos que hablan la misma lengua, que son vecinos, que tienen familiares en ambas comunidades, no pudieran convivir de manera pacífica.

Al reconocer que ante las diferencias surgidas desde hace años se ha derramado sangre de manera injusta, las partes se comprometieron a cumplir el contenido del pacto de no agresión, honrando así a los ancestros de cada municipio.

Por ello, en este momento se dejan plasmados nuestros deseos como hermanos, para que exista tolerancia, respeto mutuo, paz y preservación de las creencias y costumbres que identifican a ambos pueblos, dejando a un lado añejos rencores para que unidos resolvamos los desencuentros, refiere el documento.

De hoy en adelante cualquier incidencia que se presente, antes de cualquier acto de violencia, lo resolveremos por la vía de la reconciliación, el diálogo y la composición amigable, sin provocar más enfrentamientos, por lo que acordamos de común acuerdo un pacto de no agresión, añade el documento.

Notimex

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
Paísno debe abandonarse
la relación comercial con
Estados Unidos, aseguró el
presidente Andrés Manuel
López Obrador. FOTO: ESPECIAL

Expandir los mercados a la UE, opción