Las amenazas de Trump a los trabajadores mexicanos

A la ignorancia y soberbia del Presidente de Estados Unidos, Andrés Manuel López Obrador respondió en la mejor tradición juarista: con una carta digna, valiente y responsable

Pedro_Haces_Barba
Pedro Haces Barba, Senador de Morena

El presidente Trump amenazó con imponer aranceles de 5% a todos los productos mexicanos que se exporten a Estados Unidos e incrementar progresivamente dicho arancel hasta alcanzar 25% en octubre de 2019. Esto, en represalia por la supuesta inactividad del gobierno de México para detener la migración hacia ese país, especialmente proveniente de países centroamericanos.

A la ignorancia y soberbia del Presidente de Estados Unidos, Andrés Manuel López Obrador respondió en la mejor tradición juarista: con una carta digna, valiente y responsable, en la cual llama al diálogo y al respeto entre nuestras naciones.

En ella expresó con claridad los problemas sociales no se resuelven con impuestos o medidas coercitivas.

El incremento de aranceles, de concretarse, sería una medida lesiva para los trabajadores de México y tendría consecuencias que agravarían el problema que pretende solucionar. Previsiblemente, las exportaciones mexicanas de todos los sectores —agrícola y manufacturero, principalmente— se verían afectadas, con la consecuente pérdida de empleos —el derecho más importante de los trabajadores— y el incremento del flujo migratorio de quienes lo hacen por necesidad.

De manera más general, el incremento de aranceles reduciría el crecimiento, y con ello las inversiones y la generación de empleo.

Todo lo anterior va en contra de uno de los principios que ha sostenido nuestro Presidente: que la migración se detenga atendiendo sus causas, ofreciendo a los mexicanos trabajo digno y bien remunerado, con un sistema de justicia laboral efectivo. Es decir, que los que migren lo hagan porque quieren.

Pero el asunto puede tener efectos aún más lamentables. Si México, en represalia, tuviera que incrementar a su vez los aranceles a los productos norteamericanos, se generaría un incremento en el costo de los productos y con ello la inflación se mantendría por arriba de los niveles esperados. El efecto sería la reducción de la capacidad adquisitiva del salario de los trabajadores y, con ello, el efecto positivo que tuvo el aumento al salario mínimo que, con gran visión y compromiso, logró el gobierno de la 4T.

En la CATEM confiamos plenamente que el liderazgo y el valor del presidente López Obrador nos permitirá superar esta crisis.

México logró una profunda reforma laboral por convicción y se incrementó el salario mínimo, como un primer paso para revalorar el trabajo y ofrecer, -sin demagogia-, mejores condiciones de vida.

El país está en el proceso de construir un nuevo sistema de justicia laboral que, sin simulaciones, ofrezca garantía plena a los derechos de los trabajadores y beneficios para las empresas.

Desde el nuevo sindicalismo estamos construyendo condiciones para que trabajadores e inversionistas, de manera conjunta y articulada, hagamos valer los derechos laborales al mismo tiempo que cuidamos al empresario. Esa es la transformación con la que estamos comprometidos a llevar a buen puerto.

PEDRO HACES BARBA

SECRETARIO GENERAL DE LA CONFEDERACIÓN AUTÓNOMA DE TRABAJADORES Y EMPLEADOS DE MÉXICO

@PEDROHACESO

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónBueno, malo y feo

Bueno, malo y feo