Dark Phoenix: El fin de una era

Para todos los fanáticos de X-Men, este fin de semana se estrena la más reciente y última entrega de la saga de los mutantes

Linet Puente / Permanencia voluntaria / Heraldo de México
Linet Puente / Permanencia voluntaria / Heraldo de México

¿Será que X-Men: Dark Phoenix logrará levantar la franquicia en su episodio final? Confundida. Así estoy y es como comienzo mi columna de esta semana. Honestamente creo que ésa ha sido mi historia con los X-Men. Siempre que veo una película de esta franquicia, tengo que hacer un research tremendo como si se tratara de mi tesis universitaria. Sobre todo porque ésta es la perspectiva de una persona que nunca ha seguido los cómics y que se supone me debería bastar con lo que ha sucedido en las cintas anteriores (como seguramente les sucede al 90% de las personas). Ése creo que ha sido el mayor problema de la saga, que ha sido manoseada durante estos casi 20 años que tiene desde que comenzó la aventura con X-Men en el 2000.

Para que todos estemos en la misma sintonía, X-Men: Dark Phoenix, escrita y dirigida por Simon Kimberg, es la cuarta entrega de la nueva etapa de los mutantes, que comenzó en 2011 con Primera Generación y, según parece, será la última que cierra con un broche de oro frágil, un seriado que marcó una era de filmes basados en cómics, importante para el cine.

Para que nos sigamos entendiendo, este filme protagonizado por una bastante insípida Sophie Turner, relata el origen de Phoenix, que define la historia de Jean Grey, para mí uno de los personajes más interesantes de este universo, el cual desafortunadamente, en esta nueva etapa cayó en manos de la también actriz de Game of Thrones, a quien le faltó fuerza para desempeñar el papel de un mutante que literalmente es energía pura. Esta historia ya había sido contada en 2006 en la cinta X-Men III: la Batalla Final, la cual contó con la dirección de Brett Ratner y el guion del propio Kimberg, entonces protagonizada por Famke Janssen, en el papel de Grey. Desafortunadamente esa película no resultó exitosa y por ello es que en Dark Phoenix, intentan darle una segunda oportunidad a dicha historia que intentaría cerrar con la frente en alto la saga, que, debido a la fusión Disney-20th Century Fox, llega a su fin este año, dejando abierta la posibilidad de que en un futuro los mutantes se incorporen al Universo Cinematográfico de Marvel y que la saga de X-Men sea reseteada para iniciar otraaaaaa nueva etapa.

Si bien Dark Phoenix me mantuvo entretenida y me encantó ver de nueva cuenta a Michael Fassbender y James McAvoy juntos, hizo falta ver a Wolverine, lo cual no iba a suceder, dicho por el director, para no restarle protagonismo a Jean Grey y porque iba a ser extraño ver una relación en cine entre una muy joven Sophie Turner y un ya mayor Hugh Jackman. El filme que también cuenta con la participación de Jessica Chastain como la villana, no logra levantarse nunca como ave Phoenix. Así es que la recomendación es no llegar al cine con las expectativas en alto, pero sí con muchas palomitas.

[email protected]

@LINETPUENTE

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónBueno, malo y feo

Bueno, malo y feo